Proyecto del Foro Alternar

Programa de Educación para la Paz

Proyecto de la Canción Propuesta

Proyecto del Fondo Mundial Colombia

Anisa Web - División Virtual de Anisa Colombia

Proyecto de Asuntos Humanos

Proyecto de Producción y Difusión de la Canción Propuesta

Logo Proyecto Canción Propuesta   Carlos de Avila en Estudio de Grabación

Introducción

El cantautor colombiano Carlos de Avila ha desarrollado una iniciativa particular bajo el nombre de Canción Propuesta, por medio de la cual recrea la visión de un mundo posible y deseable, de un nuevo orden mundial y de un nuevo proceso civilizatorio, próspero, justo, seguro y unido, bajo la comprensión de que la humanidad en toda su diversidad tiene una riqueza inigualable que debe ser fortalecida y aprovechada, pero que esta debe ser armonizada bajo principios espirituales de aplicación social que reconocen la unidad orgánica de la humanidad, la armonía del ser humano con la naturaleza, la igualdad de derechos, oportunidades y deberes entre hombres y mujeres, la complementariedad y armonía entre el conocimiento científico y el espiritual y la necesidad de desarrollar un orden sociopolítico y económico, al mismo tiempo local y global, que sea el reflejo de las necesidades reales de todos y cada uno de los pueblos, sin interferencia de los factores de poder y los intereses personales y grupales, todo lo cual significa que debe aplicarse el paradigma de la unidad en la diversidad, como principio, como valor, como medio y como fin de la administración colectiva de los asuntos humanos.

Carlos de Avila, por lo tanto, en sus canciones, le canta a la unidad en diversidad de formas diferentes, a la justicia, a la paz, al derecho inalienable de cada ser humano a tener una vida digna, siendo toda la humanidad en su conjunto la responsable de asegurar ese propósito, a la armonía con la naturaleza, a la conexión espiritual con una realidad trascendente más allá de cualquier división de credos o doctrinas, al amor por la humanidad, entre otros temas, recreando la injusticia y el absurdo del orden actual en todos sus ámbitos que origina división, conflicto, exclusión, destrucción, materialismo y alienación, pero no quedándose en la denuncia, en la crítica, sino yendo mucho más allá, recreando la irrefutable verdad, de que a pesar de todos los problemas existentes, de los nubarrones en el horizonte del futuro próximo, de las catástrofes que puedan sobrevenir, estamos en camino a convertirnos en una especie con la conciencia permanente de su unidad esencial, con privilegio de lo espiritual sobre lo material, de valores como la solidaridad, la cooperación, el servicio, la creatividad, la inclusión y el amor, construyendo un orden que sea el reflejo de toda la diversidad humana en unidad.

Las canciones de Carlos de Avila fluyen por diversas formas y ritmos musicales, desde lo caribeño a lo andino, desde la canción trova a la canción moderna, desde el bosanova hasta el jazz, con fusiones particulares, pero con una unidad esencial en el fraseo y en la intención sonora y musical. Dueño de una voz fuerte, cálida y profunda, lleva muchos años en los escenarios trabajando en forma individual, en dúo, en grupo y colaborando y participando en diversos proyectos, con un buen suceso en ámbitos culturales y sociales, con 3 producciones musicales grabadas y con un conjunto de más de 70 canciones propias. El formato privilegiado ha sido el de un grupo de 6 instrumentistas acompañantes a cargo de teclados, bajo, flauta traversa, saxo alto, batería, percusión menor, guitarra eléctrica y guitarra electroacústica, esta última a cargo del mismo cantautor. Bajo este formato, el trabajo se presenta como Carlos de Avila y TrovaSon, y es bajo este formato que se desarrollará el presente proyecto.

El montaje de la obra musical, escénica y audiovisual

El objetivo general del proyecto es el de "crear, producir, poner en escena, en circulación y difundir, la producción musical, escénica y audiovisual y de sus productos finales con la iniciativa de la Canción Propuesta a cargo del cantautor colombiano Carlos de Avila y su Grupo TrovaSon, iniciativa de recreación del proceso constructivo de un nuevo orden que vive la humanidad como resultado de la aplicación del paradigma de la unidad en la diversidad".

Y los objetivos específicos son los siguientes:

  1. Producir y poner en escena la producción musical del cantautor colombiano Carlos de Avila y su Grupo TrovaSon, con el concurso de otros artistas y recursos escénicos y audiovisuales por medio de un programa artístico a ser replicado en diversos escenarios nacionales e internacionales.
  2. Prensar en discos compactos musicales y en discos digitales de vídeo la producción artística y el programa artístico grabados de Carlos de Avila y TrovaSon y su iniciativa de la Canción Propuesta.
  3. Promocionar, difundir y distribuir por medios nacionales e internacionales el trabajo y la producción musical, escénica y audiovisual de la Canción Propuesta.

La producción y la puesta en escena de la obra consiste en lo siguiente:

  1. El desarrollo de un guión narrativo en 3 segmentos generales: el primero, que presenta la situación actual del mundo con las principales fuerzas y tendencias en conflicto; el segundo, la recreación de la búsqueda profunda de alternativas de diversos grupos y colectivos humanos a lo largo de todo el planeta; y el tercero, en el cómo los principios espirituales de aplicación social recreados por la Canción Propuesta, resultan tener la mayor pertinencia posible en la construcción de una solución profunda y duradera a los problemas humanos en beneficio de todos y cada uno de los integrantes de la humanidad.
  2. El guión será recreado por medio del trabajo artístico de Carlos de Avila y TrovaSon, pero, además, con el concurso de un grupo de danzantes y de una serie de recursos audiovisuales, entre ellos voces en off, sombras chinescas, vídeos y otros montajes audiovisuales que contribuirán a darle más fuerza y posibilidades de recreación al guion.

Descripción de la Canción Propuesta

 Carlos de Avila y Trovasón en la Media Torta (Bogotá)
 Carlos de Avila y Trovasón en la Media Torta (Bogotá)

El trabajo de Carlos de Avila y su iniciativa de la Canción Propuesta puede ser descrito en los siguientes términos:

  • Se enmarca en el género de la canción de autor, género que se diferencia del pop, en general, en cuanto realiza un énfasis particular en los contenidos, es decir, en el texto, sin desmedro de la calidad musical. El texto tiene siempre gran calidad literaria, muchas veces poético y profundo y expresa preocupaciones y dilemas de hondo contenido humano, personal y social. Por ello ha recibido, en ocasiones, la denominación de canción social (que no es lo mismo que decir canción política o de protesta, aunque éstas hayan tenido particular vigencia en algunos países y en algunas épocas). En cuanto a lo musical, la canción de autor se nutre de diversas influencias y fusiones, tanto del folclor como del jazz, el rock, el blues y el mismo pop, entre otros géneros, con una importante complejidad armónica y riqueza rítmica pero sin concesiones al facilismo melódico.
  • La Canción Propuesta representa una iniciativa, en desarrollo desde hace años, para la renovación de la canción de autor, recreando los procesos de transformación y de construcción de un nuevo orden de cosas que está viviendo el mundo entero, tal como lo describimos en el punto anterior, gracias al paradigma de la unidad en la diversidad. El trabajo realizado por Carlos de Ávila a través de sus canciones es la recreación de esos principios y de la visión correspondiente, visión que lleva implícita la promesa de su realización inevitable, lo que permitirá la construcción de la paz mundial en forma duradera y la solución gradual y profunda de todos los problemas de la sociedad humana.
  • En términos estrictamente artísticos, el trabajo de Carlos de Ávila ha alcanzado una importante madurez, tanto en el texto como en la música y, gracias al trabajo con el arreglista Enrique Flórez y con el grupo Trovasón, las canciones resultantes tienen una identidad sonora con elementos musicales modernos y novedosos. La trayectoria de Carlos de Ávila, como cantautor e intérprete, es también notable a través de diversos escenarios culturales y sociales durante más de 25 años.
  • No tenemos noticia, de que en habla hispana, al menos en el ámbito latinoamericano, haya otra iniciativa similar a la realizada por Carlos de Ávila en el mundo de la música o del arte, y estamos convencidos de que no es más que cuestión de tiempo para que las diversas formas de expresión artística, tanto literarias como plásticas, escénicas y visuales, y por supuesto la música, asuman gradualmente la visión, los principios y las prácticas de este marco conceptual nuevo, tan caro a las necesidades de toda la humanidad.

Los Principios de la Canción Propuesta

La Canción Propuesta permite toda la diversidad posible de expresiones formales, siempre y cuando se respeten los límites de la moderación, el buen gusto y el respeto. En realidad, la Canción Propuesta hace referencia al contenido, a la intención, al mensaje que se transmite con la obra artística, es decir, a los valores y principios en juego.

1. Lo que la Canción Propuesta debe reflejar:

En la Canción Propuesta no hay reglas fijas, no hay fórmulas, no hay recetas, solo ejemplos o modelos de lo posible, sólo recreación de la visión y los principios enunciados arriba, que buscamos presentar a grandes rasgos en los siguientes puntos.

  • Su paradigma fundamental es el de la unidad en la diversidad y, por lo tanto, cualquier forma de expresión artística bajo la Canción Propuesta debe tener, como fin último, desarrollarlo sin violar en forma alguna sus postulados, aplicaciones o principios complementarios. Como explicamos, según este paradigma la realidad del mundo natural, humano y social resulta de la armonía de elementos diversos con plena igualdad de oportunidades para poder aportar todo su potencial al desarrollo del conjunto.
  • Los principios fundamentales derivados de la unidad en la diversidad, y que por lo tanto, forman también parte del marco conceptual de la Canción Propuesta son los siguientes:
    • La unidad orgánica de la humanidad, lo que implica la superación de todo tipo de prejuicio o discriminación por cualquier causa: raza, nacionalidad, credo, oficio, edad, apariencia física, etc.
    • La libre e independiente búsqueda de la verdad, partiendo de que cada ser humano tiene la facultad de investigar la verdad de algún asunto puesto a su consideración. Este principio es fundamental para superar el adoctrinamiento y el proselitismo en cualquiera de sus formas, y todo tipo de partidismo, sectarismo o dogmatismo ideológico, político o religioso.
    • La igualdad de derechos y oportunidades para hombres y mujeres, prerrequisito para que la humanidad logre el desarrollo de todas sus potencialidades latentes y su progreso armonioso.
    • La armonía y complementariedad entre el conocimiento material (científico) y el conocimiento espiritual (religioso). Los dos conocimientos son progresivos: el primero mediante la investigación y el segundo mediante la revelación, y los dos son caras de la misma moneda.
    • La unidad de todas las religiones reveladas, en la comprensión de que cada una de ellas representa una etapa en la evolución espiritual de la humanidad y en el reconocimiento de que todas tienen los mismos fundamentos y que sólo difieren en aspectos no centrales de sus doctrinas, al tiempo de reconocer que han servido de base a las grandes transformaciones sociales de la historia, aspecto no muy comúnmente aceptado.
    • La eliminación de los extremos de riqueza y pobreza, garantizando que cada ser humano tenga acceso a los medios para vivir una vida digna, pues cada hombre y mujer vienen al mundo bajo el fideicomiso del conjunto.
    • La educación integral de los seres humanos, física, intelectual y espiritual, como derecho inalienable que debe ser garantizado por el conjunto de la sociedad.
    • El fortalecimiento de las comunidades locales, gracias a creación de estructuras e instituciones que garanticen los derechos y la participación de cada uno de sus integrantes sin importar su posición social o económica, o el grado de influencia que pueda tener en forma individual o asociada.
    • La consulta, concebida como el principal medio para la búsqueda cooperativa de la verdad y la toma colectiva de decisiones, es la herramienta fundamental para la construcción de la unidad en la diversidad pues, de una parte, permite la expresión de la mayor diversidad de aportes y, de la otra, garantiza la unidad del conjunto social una vez que una decisión es tomada, ya que exige el apoyo de todos los integrantes, así inicialmente no hayan estado de acuerdo con ella.

2.  Lo que la Canción Propuesta debe evitar:

La Canción Propuesta se plantea en términos positivos, afirmativos, bajo la comprensión de que así como la oscuridad es la ausencia de luz y la ignorancia ausencia de conocimiento, la presencia de valores negativos en las expresiones culturales en boga resulta de la falta de valores positivos en consonancia con el proceso de construcción de un nuevo orden en el mundo. Sin embargo, en aras de una mayor claridad, podemos identificar algunas posibles expresiones y contenidos que la Canción Propuesta debe evitar, entre ellas:

  • La personalización de las críticas cuando se haga referencia a los problemas del mundo o de la sociedad (no se puede atacar, por ejemplo, a un gobernante o a un dirigente político con nombre propio, a un determinado partido o a un grupo específico).
  • La toma de partido por uno de los grupos contendientes en el mundo, ya sea en términos ideológicos, políticos, religiosos o sociales, ya que precisamente el nuevo paradigma parte de la necesidad de construir un mundo completamente nuevo, donde la unidad (que es contraria por definición a "parte" que es el fundamento de "partido") es la pauta principal para la superación de todos los problemas y la llave para alcanzar todos los retos de la humanidad.
  • El ataque, en cualquier forma, a cualquier grupo social, a cualquier credo, a cualquier etnia, raza, país, cultura, así sea en forma sutil o indirecta.
  • La defensa de cualquier interés personal o de grupo, puesto que la única defensa posible es la de todo el cuerpo social, o sea la de todos los integrantes de la comunidad en particular y de la humanidad en su conjunto.
  • La utilización de lenguaje procaz, agresivo, burlón o irrespetuoso, al igual que la utilización de lenguaje explícito que sobrepase los límites de la moderación, el pudor o el buen gusto.

Ir a la página de vinculación con la Producción y Difusión de la Canción Propuesta